Pompeya: Turista devuelve reliquias que le causaron “maldición”

El monte Vesubio desde las ruinas de Pompeya | Mout Vesuvius from the ruins of Pompeii

¿Existe algo peor que no poder viajar debido al COVID-19? Quizá sufrir una supuesta maldición por llevarse un “souvenir sin permiso” de un lugar turístico. Una viajera anónima canadiense aludió a esta posibilidad sobrenatural cuando devolvió por correo ciertas antigüedades que robó de Pompeya, según un reportaje del periódico italiano Il Messagero.

La maldición de Pompeya

Reliquias arqueológicas | Archeological relics

El paquete fue enviado a una agencia de viajes italiana, la cual lo entregó a la policía local. Incluía azulejos de mosaico, trozos de ánforas, y fragmentos de mármol de la excavación, junto a una carta de confesión. El texto detalla cómo la canadiense, entonces de 21 años tomó “algunas piezas cuando visité Pompeya en 2005. Era joven y estúpida. Quería tener un pedazo de historia que no se pudiese comprar”.

En sus palabras, la canadiense tomó “un fragmento de historia” lleno de “energía negativa” de un lugar donde “murió gente de una forma tan horrible”. Como víctima de película de terror, su codicia supuestamente la condenó durante una década y media. En los años luego de su “saqueo italiano” alega que le diagnosticaron cáncer de mama en dos ocasiones y se sometió a una mastectomía doble. Además, tanto ella como sus cercanos aparentemente pasaron por crisis económicas. “Desde entonces, la mala suerte ha jugado conmigo y mi familia”.

Arco en Pompeya | Pompeii arch

Como penitencia y para evitar que la “maldición” pase a sus seres queridos, “estoy pidiendo el perdón de los dioses”, indicó la turista en su carta. Nos parece una buena elección de palabras. Pompeya llegó a ser tanto ciudad griega como romana en su historia, mientras que en Italia predomina el catolicismo romano. Por tanto, nuestra protagonista no puede saber con exactitud a cuáles o cuántas deidades ofendió.

“Acepten estos artefactos para que hagan lo correcto por el error que cometí”, suplica la canadiense. “Lo siento mucho, algún día volveré a su hermoso país para disculparme en persona”. Admiramos su optimismo.

Pompeya, ruinas de leyenda y tragedia

Cuerpo en yeso de Pompeya | Pompeii plaster body cast

Ubicado en Nápoles, Italia, el parque arqueológico de Pompeya contiene las ruinas recuperadas de esa antigua ciudad romana cercana al monte Vesubio, un volcán activo. Pompeya quedó sepultada bajo ceniza durante una erupción del Vesubio en el año 79 de la era común.

La nube ardiente generada por la erupción se expandió por la ciudad mientras ahogó y calcinó a sus habitantes. Los materiales expulsados por el volcán formaron un tipo de molde que preservó in situ tanto las ruinas de la ciudad como la forma de los cadáveres enterrados por el desastre natural.

Hoy día los turistas pueden visitar el parque arqueológico de Pompeya. Allí pueden recorrer los callejones de la ciudad antigua, observar sus ruinas, y apreciar las reliquias recuperadas.

No todo en Pompeya data de tiempos romanos. Una de sus atracciones principales son las formas de los pobladores preservadas por la ceniza. Más que restos momificados, estas réplicas fueron creadas vertiendo yeso blanco en las cavidades formadas por sus cuerpos. Existen además dos estatuas de bronce en el recinto, “Dédalo” y “Centauro”, ambas por el difunto escultor Igor Mitoraj y donadas al parque arqueológico luego de una exhibición del artista.

Igor Mitoraj: Centauro | Centaur

Superstición y sensatez

No parece ser la primera vez que algo similar ocurre. Según una vocero del parque arqueológico que habló con CNN, cientos de visitantes a Pompeya han retirado materiales y artefactos del sitio, para luego devolverlos con una disculpa y relatos de “mala suerte”.

Puede que este relato resulte un truco promocional. De ser cierto, lo compartimos como excusa para describir las maravillas que descubrimos en nuestra visita a Pompeya, no denigrar a la narradora y su sufrimiento. Ahora, el desarrollo y la gravedad del cáncer depende de muchos factores, algunos hereditarios. De igual manera, todo país ha pasado por problemas financieros en los últimos quince años. Por tanto, nunca sabremos con certeza si alguien de 36 años sobrellevó “plagas bíblicas” a causa de un robo inocente cuando tenía 21.

Teatro Ggrande Pompeya | Pompeii

Ahora, esta historia nos recuerda la importancia de realizar turismo responsable. Remover reliquias de un lugar histórico como Pompeya, aunque fuese por razones inocentes, resulta tan malo como causar daños físicos al mismo, en algunos casos peor. Un pequeño acto de egoísmo que roba a futuros viajeros de vivir la misma experiencia que uno al visitar un monumento o ubicación de renombre. Bastante difícil ya resulta lidiar con la destrucción de lugares invaluables por causas mayores como el incendio que consumió la Catedral de Notre-Dame en París.

Recordemos que el turismo es para todos y todos merecemos la misma experiencia positiva cuando logramos viajar hacia nuestro destino de ensueño. Prometamos disfrutar cada visita turística a plenitud, pero ayudando a la preservación de nuestras maravillas y nuestro patrimonio. Sobre todo, sólo busquemos recuerdos de viaje en la tienda de obsequios.

Visita el sitio oficial del parque arqueológico de Pompeya para planificar tu viaje a Pompeya y adquierir entradas, o contacta tu tour operador más cercano.

Galería